APLACA somos los vecinos afectados por los seísmos provocados por la plataforma Castor

Somos los que hemos sufrido la respuesta de la naturaleza al proyecto Castor de almacenamiento de gas natural: hasta 600 seísmos durante un año, como consecuencia de los trabajos de inyección de la empresa ESCAL UGS (ACS, ENAGÁS, etc.)

Ante nosotros hay poderosos intereses económicos: constructoras con mucho poder, entidades bancarias que han puesto sus inversiones en el proyecto, favores que se deben, presiones, preocupaciones y mucho dinero en juego.

Con nuestro dinero ya se ha indemnizado a la empresa concesionaria por no haber analizado el catastrófico impacto medioambiental causado por implantar la obra sobre una falla geológica.

600 seísmos hemos vivido el conjunto de poblaciones cercanas a la plataforma marítima del proyecto Castor y en cada uno hemos sufrido el miedo de que nuestras casas se desplomaran sobre nuestras familias. Hemos vivido la angustia de que nuestros hijos no pudieran jugar tranquilos, la de no poder dormir, la de no saber cuándo tendríamos que salir corriendo con lo puesto.

Despertábamos noche tras noche viendo cómo temblaban los cuadros de la habitación o incluso la cama, porque había una empresa (ESCAL UGS) que no había previsto las consecuencias de su falta de rigor y de las excesivas ansias de dinero.

Ya hemos logrado que las obras se parasen y con ello, los seísmos, pero ahora deben pagar por nuestra angustia. No debe salirles gratis.

El Juzgado del caso ya ha reconocido “el derecho de los ciudadanos a ser indemnizados por los daños materiales e inmateriales sufridos como consecuencia de las actividades de inyección en la plataforma”.

Solos no tenemos voz, pero juntos podemos defender nuestros derechos y reclamar justicia.

Necesitamos tu fuerza.

Cadena humana contra el proyecto CASTOR

Testimonios de afectados por los terremotos